Durante los dos primeros trimestres, el área de Lengua se va a trabajar a través del cuento.

El trabajo del cuento en el aula permite evaluar competencias lectoras y escriturales, tanto lingüísitcas como de imágenes; el reconocimiento de subgéneros narrativos, distinguir el narrador del personaje; la reconstrucción en la lectura de un sentido  no explícito; la imaginación de un recurso léxico y de las diversas manifestaciones de la escritura.

Establece un proceso comunicativo. Amplía el horizonte  de intereses del escritor  y permite desarrollar la sensibilidad y la capacidad de apreciación; favorece la comunicación de las propias vivencias y la socialización, desarrolla la percepción y la profundización de juicios afianzados en la lectura crítica fomentando hábitos de lectura y escritura.

Así mismo posee unas características propias que lo hacen ameno y divertido. Tiene una estructura de hechos entrelazados en un formato de introducción - nudo y desenlace y  una única línea argumental.